Cel. +57 (318) 367-9144 · Tel: 700-3930

Encuentra y disfruta la vida en pareja

Encuentra y disfruta la vida en pareja

Hoy te entregaré algunos sencillos y poderosos consejos para  disfrutar más la vida en pareja, 

resumiéndote mi experiencia en Mensajes Que Encienden como tallerista. 

En noviembre del año pasado, tuve la oportunidad de hacer parte del maravilloso primer encuentro internacional de transformación humana Mensajes Que Encienden. Aun hoy, viendo las fotos y los videos y recordando los momentos mágicos que experimentamos se me pone la piel de gallina. Fueron tantos los milagros del detrás de cámaras que tendría que dedicar otro blog o varios para relatarlos.

Lo que vivieron los asistentes fue movilizador y transformador según lo que pude observar en sus caras y escuchar en sus testimonios, pero lo que vivimos los talleristas y conferencistas me atrevo a decir se sale de este mundo. Inspirados por los sueños en grande y la terca y amorosa locura de Juan Gómez de cambiar el mundo, varios dijimos sí y decidimos acompañarlo a saltar al vacío sin saber lo que nos esperaba. Lo que sentimos justo antes de empezar, abrazados en un gran círculo, era que estábamos ahí con un propósito mayor, que era el mismo Dios en nosotros quien se había inventado esto y llegaba a tantas personas con su hermosa dulzura y sabiduría a llenar de esperanza sus corazones, a través de las palabras, la música, la meditación y la conexión con el otro donde por fin sentiríamos que somos uno.

Emocionaba ver el brillo en los ojos de los casi 40 que teníamos la misión de pararnos en las tarimas y facilitar los talleres, entendiendo lo que cada uno desde sus propios esfuerzos había caminado y había logrado para estar ahí, en ese lugar donde todo cobraba sentido, donde comprendimos que la conspiración para unirnos venía desde otro plano, del universo mismo, ahí donde brillaban los ojos pero más brillaban los corazones, ocurrió la magia. Dos días y medio donde absorta escuchaba a mis compañeros, donde recibía información nueva y donde me reía y me divertía, porque quién dijo que aprender es sinónimo de seriedad o aburrimiento, pasé por tantas emociones, disfruté intensamente, me permití las lágrimas de agradecimiento y aquellas que brotan de un corazón rebosado por la experiencia de creer que todo es posible.

Finalmente fue mi turno el domingo en la tarde, en un acogedor salón tuve la fortuna de compartir algunas cosas, que sé y en las que creo, con las personas que querían acercarse al tema de pareja. El título de mi taller era “Encuentra y disfruta la vida en pareja” y ese título logró convocar personas que buscaban respuestas o herramientas para encontrar pareja o simplemente disfrutar más la que tienen.

Tengo la fortuna de ejercer mi profesión como psicóloga en un consultorio donde he creado desde diferentes corrientes y disciplinas que he estudiado, un método que parte de dar esperanza a todo el que llega, certeza en que todo puede ser mejor, donde me dedico a acompañar a las personas a descubrirse como seres completos, hermosos y perfectos y acercarlos a la posibilidad de crear la vida que sueñan. Muchos llegan con tristeza por su soledad añorando encontrar pareja y muchos otros llegan con tristeza, rabia, dolor porque su vida en pareja no es como la querían o se la imaginaban. Esto me permitió diseñar este taller con algunas de las herramientas que he puesto en práctica.

Durante el taller hicimos un proceso de reflexión interesante sobre lo que buscábamos en esa pareja ideal, algunos se sentían como niños en navidad haciendo su carta al Niño Dios, entendimos finalmente que atraes lo que eres, que no puedes pedir a alguien respetuoso sino tú no lo eres, a alguien amoroso o comprensivo o cualquier otra cualidad si tú no la has desarrollado en ti primero, entonces alguien me decía: “pero mi esposa es el ser más desordenado que conozco y yo odio el desorden, ¿como atraje esto?”. Y ahí está la segunda explicación, eso que tanto odias o te molesta del otro es algo que no has solucionado en ti y parte de la tarea es encontrarlo.

Entregué algunas herramientas para encontrar esa pareja anhelada, que se basaban en un trabajo personal para atraerla, más que buscarla desesperadamente.

Los seres humanos sentimos la necesidad del otro y cuando estamos parados desde el miedo a la soledad, no hay forma de construir desde el amor, pues en este plano son totalmente contrarios. Cuando sentimos que estamos incompletos, que es el otro quien nos completa también estamos construyendo desde la necesidad y desde ésta nunca nada es suficiente; cada vez necesitaremos más para sentirnos completos y cuando entregamos todo, no damos espacio para que el otro dé, se satura o simplemente siente que nunca nos alcanza, que no nos da la talla y lo más grave de entregarlo todo es que cuando se va, se lo lleva y ahí es cuando la soledad nos pega tan duro, cuando se siente el vacío.                                                                       

Quisiera explicarte algunas de las herramientas para disfrutar la vida en pareja que trabajé en el taller pero ya no me da el espacio, mejor espera un poco mi libro, por ahora como abrebocas te dejo algunas ideas que han ayudado a quienes las han puesto en práctica:

  • Perdona. Si sigues sumando, cada gota derramará la copa y las mujeres sí que somos expertas en recordarlo todo.. “Es que tú en el 93 me dijiste que estaba gorda y a mí no se me olvida, eso me dolió”. Si no sueltas, si utilizas cada palabra, cada gesto que el otro tuvo, para alimentar tu rabia y tu dolor, nunca habrá paz, siempre estarás esperando que de alguna forma el otro pague y como sabes que le duele seguramente por ese lado le darás. Si definitivamente la ofensa fue tan grande, busca ayuda y si se sigue repitiendo, tal vez sean otros los caminos que debes tomar.
  • Deslígate del resultado. Si todo el tiempo estás esperando que el otro sea o que el otro haga, nunca será suficiente, si en cambio disfrutas el presente sin estar sacando a relucir el pasado o soñando con un futuro distinto, cada cosa, cada momento, cada experiencia será maravillosa si así lo decides.
  • Agradece. Desde que te levantes hasta que te acuestes, agradece que estás vivo, que tienes esta persona, que es tu espejo, que llegó a tu vida para enseñarte algo, que tienes otro día, otra oportunidad, agradece que te puedes inventar la vida que quieras a su lado, agradece porque es el agradecimiento una de las emociones que más alto te pone a vibrar y cuando vibras alto solo cosas buenas te pasan.
  • Siembra. Todo lo que siembres será lo que coseches, no hay forma de recoger mangos si siembras cactus, no hay forma de recoger dulzura si siembras críticas y gritos, no hay forma de recoger respeto si siembras insultos y no hay forma de recoger amor si siembras resentimiento y rencor. Para ver el futuro de tu relación no hace falta leerte las cartas, simplemente piensa qué estás sembrando hoy con tus palabras, con tus gestos, con tus miradas, porque exactamente eso será lo que recojas.

Finalmente todo mi amor y agradecimiento a mi hermano Juan, sigue soñando que yo seguiré saltando contigo, a Mensajes que Encienden que ya tiene vida propia y seguirá cumpliendo su misión, a Mushaisa y Lupaluz que hicieron posible todo esto, que pusieron su corazón y lo dieron todo sin importar el cansancio y mi admiración profunda a mi hermana Cata, mujer maravillosa materializadora de grandes sueños, que estuvo gestando tantos meses para dar a luz el más hermoso evento, impecable como algunos lo llamaron, sigue soñando que amo ver cómo haces realidad todo lo que te imaginas, y a todos ustedes que se tomaron este ratico para leerme. Nos vemos en MQE 2016 para llevar nuestra vida al siguiente nivel.

Namasté

Ximena Gómez

@XimeMushaisa

Related Posts

Leave Your Comment

Your Comment*

Your Name*
Your Webpage